La revolución “autista” de la informática

El padre de Lars enseguida se dio cuenta de que el pequeño de sus hijos era diferente. Con tres años un médico le diagnosticaría autismo infantil. A los siete, Lars dibujaba de memoria los mapas de carreteras danesas, además de destacar en Matemáticas y Lengua. Thorkil Sonne estaba muy orgulloso, pero había algo que le generaba una gran inquietud: ¿qué iba a ser de Lars en el futuro?

Origen: ELMUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia