´A los menores hay que enseñarles a hacer un buen uso de los móviles y ordenadores para evitar adicciones´ ´Cannabis y alcohol causan cada vez más trastornos´

-¿Cuáles son las patologías más frecuentes entre los menores que atienden en la Unidad Infanto-juvenil?

-El 10-15% de los menores de 16 años sufren trastornos de hiperactividad. También van al alza los de conducta alimentaria, que ya representan cuatro de cada diez y son mucho más frecuentes en las chicas (tres de cada cuatro casos). No son solo anorexias o bulimias, también malnutriciones o jóvenes con obesidad que quieren bajar de peso demasiado rápido. Otros casos importantes son los relacionados con desórdenes del aprendizaje, familiares o escolares. Dos de cada diez pacientes menores sufren depresiones y están relacionadas con su entorno y los estudios.

-Con el ascenso imparable de las nuevas tecnologías se habla mucho de los problemas de adicción y ludopatía que crean en algunos jóvenes ¿Es un problema habitual en Arousa?

-No tenemos datos específicos. Hay que diferenciar las ludopatías monetarias de las no monetarias, como hace el manual de psiquiatría americana. En estos casos, la culpa no es de las tecnologías, que son muy funcionales, sino del mal uso que se haga de ellas. A los menores hay que enseñarles a emplearlas correctamente para evitar que se conviertan en adictos.

-Entonces, ¿el problema es la mala educación?

-Sí y los jóvenes que usan en exceso los móviles y ordenadores acaban sufriendo problemas de aislamiento e incluso ansiedad y a estos van a asociados trastornos del comportamiento.

-¿Hay alguna problemática específica del área vilagarciana?

-Nosotros trabajamos con datos unitarios del área integrada del CHOP, con lo que es difícil especificar. Además, hay muchos jóvenes que no tratamos directamente o apenas lo hacemos. Es el caso de los niños con autismo. Este es un grupo importante de menores de los que se encargan especialistas de las asociaciones sin ánimo de lucro dedicadas al autismo. Estos jóvenes van a la consulta cada seis meses o un año. Incluso algunos no acuden, si es que no necesitan tratamiento famarcológico.

-¿Pasan muchas personas que hayan sufrido malos tratos por las consultas psicológicas y psiquiátricas?

-El tema del maltrato es complicado. La persona que lo sufre suele padecer ansiedad, fobias, miedo, estrés postraumático. Son casos que vemos con frecuencia, pero no tenemos estadísticas claras, ya que muchas de estas personas son atendidas por especialistas de los centros de información a la mujer (como sucede en Vilagarcía).

-¿Le cuesta menos a la gente acudir ahora al especialista?

-Sí. La gente acude más rápido a pedir ayuda. Se ha desmitificado el tabú de los problemas mentales y los médicos de cabecera están más sensibilizados, por lo que derivan antes a las personas que necesitan atención psicológica.

-¿Han cambiado los hábitos de consumo de sustancias entre sus pacientes?

-Sí. El consumo de heroína descendió y el de alcohol y cannabis creció mucho. Podría decirse que la problemática se ha estancado entre adolescentes, pero crece entre los adultos. El consumo de estas sustancias tiene una relación directa con un gran número de casos de estas dos patologías.

-¿Cuántos ingresos por problemas psiquiátricos se han dado en 2013 en el área de Vilagarcía?

-Esta unidad abarca una población de 68.871 habitantes. La incidencia es de 21 pacientes por cada 10.000 habitantes, lo cual se sitúa en niveles medios con respecto a las demás áreas.

-¿Qué profesionales forman la unidad arousana?

-Tres psiquiatras, una psicóloga, dos enfermeras, un administrativo y un celador. Además de atender a sus pacientes, están en contacto con el Hospital do Salnés para ayudar a personas ingresadas que necesitan asistencia urgente.

FARO DE VIGO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web