La dependencia no puede ser un negocio

Imagine por un momento que usted debe someterse a una intervención quirúrgica y que para ahorrarle la angustiosa lista de espera es derivado a una clínica privada a la que el Servicio Canario de la Salud le abona luego el coste de la operación. Imagine que después la gerencia de ese hospital también le obliga a usted a pagar el mismo servicio. Un doble cobro, un fraude en toda regla, una estafa de libro, concluiría cualquier persona con un mínimo de sentido común.

Source: La dependencia no puede ser un negocio|OPINIÓN|TELDEACTUALIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web