Los autistas podrían tener unas conexiones cerebrales únicas

Las personas autistas podrían tener conexiones cerebrales que son únicas en cada individuo, sugiere un estudio reciente.

“Alrededor de uno de cada 68 niños de EEUU ha sido diagnosticado con un trastorno autista”

Investigaciones anteriores habían encontrado una sincronización excesiva o insuficiente entre distintas partes del cerebro de los autistas, cuando se comparaba con los de las personas sin el trastorno, pero los autores de la nueva investigación dicen que esos hallazgos, aparentemente conflictivos, quizá reflejen el hecho de que cada autista podría tener unos patrones exclusivos de sincronización.
Los nuevos hallazgos podrían ayudar a conducir a un diagnóstico más temprano
del autismo y a nuevos tratamientos, añadieron los investigadores.
“Identificar los perfiles cerebrales que difieren del patrón observado en los individuos que se desarrollan de forma típica es esencial, no solo porque permite a los investigadores comenzar a comprender las diferencias que surgen en el [autismo], sino… porque plantea la posibilidad de que hay muchos perfiles cerebrales alterados”, señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Carnegie Mellon la autora del estudio, Marlene Behrmann. Behrmann es profesora de neurociencia cognitiva en la Universidad de Pittsburgh.
El autismo es un trastorno del desarrollo en que los niños tienen problemas para comunicarse con los demás y exhiben conductas repetitivas u obsesivas. La gravedad y los síntomas del autismo varían mucho, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.
Alrededor de uno de cada 68 niños de EE. UU. ha sido diagnosticado con un trastorno del espectro autista, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.
En este último estudio, Behrmann y sus colaboradores analizaron datos de escáneres cerebrales de personas con y sin autismo mientras reposaban.
“Los estudios del cerebro en reposo son importantes porque es en ese momento en que surgen patrones de forma espontánea, lo que nos permite ver cómo las varias áreas del cerebro se conectan y sincronizan su actividad de manera natural”, explicó en el comunicado de prensa la coautora del estudio, Avital Hahamy. Hahamy es estudiante de Ph.D. en el departamento de neurobiología del Instituto Weizmann, en Rehovot, Israel.
Todas las personas sin autismo tenían unos patrones similares de sincronización, mientras que los autistas mostraban mucha más variación individual, según el estudio, que aparece en la edición del 19 de enero de la revista Nature Neuroscience.
“Desde una edad temprana, las redes cerebrales de una persona típica son moldeadas por la interacción intensiva con otras personas y los factores ambientales mutuos. Esas experiencias compartidas podrían tender a hacer que los patrones de sincronización en los cerebros en reposo del grupo de control sean más similares entre sí”, sugirió Hahamy.
“Es posible que en el [autismo], como las interacciones con el ambiente se ven afectadas, cada [persona con el trastorno] desarrolle un patrón de organización cerebral más individualmente única”, añadió Hahamy.
Esto es solo una explicación preliminar, y se necesita mucha más investigación para determinar el rango de factores que podrían provocar los exclusivos patrones de sincronización de las ondas cerebrales observados en las personas autistas, anotaron los autores del estudio.

Fuente: MedlinePlus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia