Terapeutas proponen en Vigo métodos para la educación de adultos con autismo

Menela y Nuevo Horizonte estudian aspectos como la percepción del acoso en estas personas

La Fundación Menela y la Asociación Nuevo Horizonte de Las Rozas (Madrid) se han unido para desarrollar un proyecto con el que buscan nuevas fórmulas para fomentar el desarrollo integral de las personas adultas con trastorno del espectro autista a través de la educación permanente. Los responsables del proyecto en Madrid acudieron ayer a Vigo para participar en una jornada científica sobre estos aspectos que se celebró en el Centro Social Novacaixagalicia. Además, visitaron las instalaciones del centro de día y residencial para adultos “Castro Navás”, que la Fundación Menela tiene en Nigrán.

“Se ha trabajado mucho en el desarrollo educativo de los niños con autismo; sin embargo, la educación permanente de los adultos con este trastorno es un aspecto poco investigado, por lo que este proyecto me parece muy interesante para buscar los modelos formativos más adecuados para este colectivo”, explicó Mª Jesús del Río, subdirectora de Aprendizaje a lo largo de toda la vida del Ministerio de Educación, que participó en la jornada.

Las jornadas trataron temas como la percepción del acoso entre iguales en los centros educativos por estudiantes con Trastornos del Espectro Autista. “Los problemas de convivencia son normales en todos los ámbitos; en la pareja, en la escuela o en el trabajo, lo importante es cómo se resuelven”, apunta Del Río. La experta, que ha coordinado numerosos programas de formación para la convivencia, recuerda que estos problemas son muy habituales en grupos en los que conviven personas con autismo y sin él. “Nos encontramos con perspectivas distintas; la persona con autismo muchas veces no entiende el contexto en el que se dice un comentario o una broma, por lo que se pueden generar esos conflictos. La formación en los centros educativos, explicar en qué consiste la visión de estos alumnos, es clave para manejar un posible conflicto y entender las reacciones”, añade Del Río.

Cipriano Jiménez, médico psiquiatra y director de la Fundación Menela, se centró por su parte en la educación permanente en el proceso de envejecimiento de las personas con autismo. “La educación permanente es necesaria para todo el mundo y, por supuesto, también para las personas con cualquier tipo de discapacidad. Las personas con autismo precisan trabajar y, para ello, es necesaria la formación, por lo que hay que invertir más en este tipo de actividades para lograr que, en el futuro, esas personas sean más autónomas”, apuntó el director, al tiempo que recordó que Galicia es la comunidad más envejecida de España, “por lo que tenemos que prestar mucha más atención al colectivo de personas mayores autistas de lo que se ha hecho hasta ahora”.

El proyecto de estas dos asociaciones, financiado por el Ministerio de Educación, aborda la intervención psicoeducativa atendiendo a la estimulación cognitiva, socio-emocional y laboral.

FARO DE VIGO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web